Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como viena

Los Bosques de Viena. Wiener Stadtwanderweg 2. Hermannskogel.

Imagen
“Los bosques preceden a las civilizaciones, los desiertos las siguen” dijo Chateaubriand. Tras pasar un día en esta maravilla, a uno se le diluye el pesimismo del escritor francés, recobra fuerzas, piensa que no todo esta perdido, agradece. Hablo de los Bosques de Viena (Wienerwald, en alemán): más de 1000 km² de colinas boscosas, entre los Alpes más septentrionales y los Cárpatos, que llegan hasta la capital austríaca. Poblados desde tiempos de los Ávaros en el siglo VIII, despertaron la fascinación y el miedo a criaturas fantásticas en la edad media, fueron reserva real de caza, terreno para la silvicultura, y sirvieron de inspiración a Strauss para crear su famoso vals “Cuentos de los Bosques de Viena”.  En 2006 fueron declarados Reserva de la Biosfera, con 2.000 tipos de plantas y más de 100 especies de animales amenazados. Un lugar imprescindible para vieneses y viajeros con 14 rutas de senderismo muy bien señalizadas y accesibles a través de una completa y eficiente red de transp

Beethoven Vs. Napoleón

Imagen
Octubre de 1805, el ejército francés derrota al austríaco en la batalla de Ulm y marcha a lo largo del Danubio. Napoleón ha invadido Viena, ciudad que bombardearía cuatro años después, con el resultado de más de 40.000 bajas entre ambas filas. «¡Tambores, cañones, miseria humana de toda especie!» se lamentaba un músico, protegiendo sus ya maltrechos oídos de la destrucción provocada por la temible artillería francesa. Se trataba de Ludwig Van Beethoven que residía en la ciudad a la que había acudido décadas antes para ser discípulo de Haydn. Pero no siempre fue así la relación entre el compositor y el emperador. Van Beethoven creía en 1804 que el proyecto político del corso iba a consistir en superar las desigualdades entre las clases altas y las trabajadoras propias del Antiguo Régimen. El músico le dedicó, inspirado por sus triunfos militares, su ‘Tercera Sinfonía en mi bemol’, más conocida como “la Eroica”, en italiano. Incluso llegó a escribir que la pieza la había compuesto «para